¿Qué son los aparatos ortopédicos?

Los aparatos ortopédicos son aparatos creados o diseñados especialmente para personas con alguna discapacidad en alguna zona del cuerpo, los cuales pueden ir desde lo más pequeño y sencillo hasta maquinas grandes y un poco más sofisticadas.

Su principal función es el apoyo en la movilidad de una persona de un lugar a otro, así como también la corrección de  posturas.

Aparatos Ortopédicos 2

Estos aparatos deben estar a cargo de especialistas de la ortopedia y deben de servir para el uso de una rehabilitación, cada uno de ellos debe ser hecho de forma especial para el paciente y modificado según las necesidades que esta  requiera, la edad también es un factor importante en el cambio de un aparato ortopédico. El uso de estos aparatos tiene que ser de una forma constante para el mejor desarrollo y adaptabilidad del mismo.

Existen diferentes tipos de aparatos ortopédicos, lo que siempre tenemos que tomar en cuenta es su  función la cual es sostener o afianzar una o más coyunturas débiles. Es importante mencionar que cuando se inicia con uno de estos aparatos no debemos dejar sin supervisión a la persona que los está utilizando puesto que es algo nuevo y diferente, también el tiempo que se utiliza tiene que ser por periodos cortos, a más prolongados conforme el pasar del tiempo.

Para que un aparato ortopédico sea ideal debe reunir ciertas condiciones, siendo algunas de ellas: la comodidad, ser fácil de poner y quitar, no hacer daño (ceñir o cortar), ser liviano pero al mismo tiempo resistente, ser fácil de arreglar o adaptarse conforme el niño o persona vaya creciendo. Dentro de los mismos también encontramos lo que son las prótesis, las cuales deben de reunir las mismas condiciones.

Tomemos en cuenta que los aparatos ortopédicos tienen que ser hechos a medida y  de forma individualizada para cada persona que lo necesite, entre algunos aparatos podemos encontrar: aparatos de pierna completa, cortos, cinturones de cadera, chalecos ortopédicos o corsé, aparatos para el  pie, entre otros.

Aparatos Ortopédicos

En la actualidad encontramos muchos aparatos modernos, hechos a base de plástico o metal, el metal es una mezcla de acero y aluminio el cual lo convierte en un material fuerte pero a la vez moldeable, en plástico es recomendable utilizar el polipropileno, puesto que es fácil de moldearlo al calentarlo. No en todos los casos las personas con discapacidad tienen acceso a uno de estos apartados ortopédicos, por lo que existen diferentes técnicas y materiales ortopédicos que pueden ayudar a sustituir estos sofisticados aparatos, sin dejar a un lado la funcionabilidad y viabilidad de los mismos.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Los ejercicios terapéuticos

Los ejercicios terapéuticos son  actividades físicas, que son desarrolladas con la voluntad y apoyo del paciente, puesto que al momento de realizar  una serie de actividades le puedan ayudar a disminuir o suprimir el dolor que este presenta, mejorando o deteniendo el deterioro que se presenta en la salud.

Están comprendidos por una serie de movimientos que brindan estimulación al cuerpo humano en general desde lo que son músculos, huesos, articulaciones,  aparato respiratorio y cardiovascular.

Para la recuperación de una persona con discapacidad o dificultad motora la realización de estos ejercicios terapéuticos vienen a brindar un apoyo para su rehabilitación y la fácil integración de él o ella como ser humano en la sociedad, siendo esta de una manera activa en las distintas actividades que la vida conlleva.

El movimiento y la funcionalidad es uno  de los principales objetivos que se traza un fisioterapista con su paciente, por lo que se da la prescripción de ejercicios terapéuticos y los que pueden ser utilizados en patologías crónicas y agudas.

Ejercicios Terapéuticos

Algunas patologías en las  que se pueden ocupar estos ejercicios son: en alteraciones neurológicas, en pacientes con poca movilidad como la esclerosis múltiple, alteraciones musculo-esqueléticas: las cuales pueden ser presentadas en rodillas o tobillo, las cuales pueden ser a raíz de un accidente.  También en personas con hipertensión e incluso en cáncer de mama.

Como podemos observar los ejercicios terapéuticos no precisamente son utilizados para personas con discapacidad,  también observamos pacientes con enfermedades o alteraciones en el organismo. Estos ejercicios tienen que ir de una forma regulada y supervisada por un experto. En los cuales puede ir desde una caminata por las mañanas en un tiempo prudente a una carrera un poco más rápida  y en tiempo más prolongado, el uso de la bicicleta también puede ayudar a la realización de estos ejercicios.

Para poder observar una mejoría y establecer criterios de trabajo según los fisioterapeutas, estos ejercicios deben de realizarse por lo menos de cuatro a cinco días por semana y tienen que comprender diferentes técnicas de habilidades, flexibilidad, equilibrio y coordinación, estos pueden ser de forma activa o pasiva; donde el paciente ejerza toda la movilidad o poca movilidad  y esto se puede dar de acuerdo al tiempo que lleve practicándolo.

Todos al momento de realizar una actividad física debemos de tomar en cuenta los ejercicios terapéuticos, puesto que nos ayudaran a mantener siempre una postura correcta a la hora de realizarlos y prevenir deformaciones, las cuales son muy comunes en los atletas por las malas posiciones en las cuales practican determinada disciplina.

Antes de someternos a una serie de actividades físicas debemos de realizarnos un examen médico para ver si la persona se encuentra en las condiciones necesarias para poder llevar a cabo los ejercicios indicados.

La correcta alimentación  e hidratación es otro factor importante al momento de realizar ejercicio terapéuticos , ya que nuestro cuerpo quema grasas y consume energía, dejándolo agotado.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail